LOS PRÍNCIPES VALIENTES. (2007), Javier Pérez Andújar

“… ADMIRARÉ A RUIZ de Hita en su valentía de pantalones cortos, en su osadía ibera, y en su osadía romana, y en su osadía árabe, en su atreverse a leer al margen de lecciones y de castigos, en su elegir un prestigio propio frente al prestigio común, y de él voy a aprender que un lector es un héroe solitario, y que hay más democracia y más libertad en el individuo que lee, que en la multitud que atiende .”

p. 32

“No voy a leer libros porque previamente haya leído el texto escueto de los tebeos; uno funciona por imitación y copia las palabras de los libros, pero también calca los gestos y las actitudes de los personajes que va descubriendo, y así voy a leer libros porque en los tebeos he visto que los protagonistas leían libros y, a veces, hasta tenían bibliotecas, como el capitán Nemo.”

p. 130

Los príncipes valientes, de Javier Pérez Andújar.

Excelente rememoración de la infancia de un joven lector en una exquisita y riquísima prosa.

___________________________________________________________________