EL PENITENTE. (1983), Isaac Bashevis Singer


“En 1969 tuve ocasión de contemplar por primera vez el Muro de las Lamentaciones, del que tanto había oído hablar. Su aspecto era, en cierto modo, diferente al Muro de las Lamentaciones tallado en la cubierta de madera de mi libro de plegarias. En él se veían cipreses, pero allí, en el auténtico, no pude ver árboles por parte alguna. Soldados judíos montaban guardia en el camino de la entrada. Era de día y allí se encontraba reunida una abigarrada muchedumbre de judíos. Eran ashkenazis y sefarditas. Jóvenes con guedejas que les caían sobre los hombros, vistiendo calzones hasta la rodilla, con sombreros rabínicos y zapatos bajos. Hablaban entre sí en yiddish húngaro.”

(Comienzo de El penitente)

_____________________________________________________________________