El niño que no iba a misa. (2009), Diego Carcedo

–El diablo es malo, perverso, pero listo, muy listo. Y sabe quién está en pecado. A las personas que van a misa, que cumplen los mandamientos, que están limpias de malos pensamientos, obras y deseos, las tienta, pero mucho menos. Si un día se te aparece, no te sorprendas. Lo que tienes que hacer es santiguarte inmediatamente y, ante la señal de la cruz, huye. ¿Sabes santiguarte?

El niño que no iba a misa, de Diego Carcedo.