Love story. (1970), Erich Segal

“QUÉ SE PUEDE decir de una chica de veinticinco años que murió? Que era maravillosa. Y brillante. Que le gustaban Mozart y Bach. Y los Beatles. Y yo. Una vez, me mezcló adrede con esos tipejos musicales, le pregunté en qué orden me colocaba y ella contestó sonriendo: “alfabético”. Yo también sonreí entonces. Pero ahora que lo pienso bien, desearía saber si me ponía en la lista por mi nombre de pila –en cuyo caso estaría detrás de Mozart–, o por mi apellido –en cuyo caso estaría entre Bach y los Beatles. De cualquier modo no me tocaba el primer puesto, lo que por alguna estúpida razón me reventaba hasta sacarme de quicio, habiendo crecido con la idea de que siempre tenía que ser el número uno en todo.”

p. 11
Advertisements

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s