Todo arrasado, todo quemado

“ANTES DE QUE yo terminara la escuela secundaria, mi padre ya me estaba inculcando axiomas tales como: “Burt, si alguien intenta que te subas a su coche, pelea hasta la muerte. Lo más seguro es que acabes muerto en cualquier caso, y créeme: es mejor espicharla antes de que den rienda suelta a su creatividad contigo.”

p. 93

“Naddod no estaba muerto. Prácticamente se le habían desparramado todas las entrañas, pero aún respiraba. No lloraba ni nada, cosa que lo honraba. Djarf se agachó, le dio la vuelta y le puso el pie en las lumbares.
Gnut estaba a mi lado. Suspiró y se tapó los ojos con la mano:
–Ay, Dios… ¿Le va a hacer el águila de sangre?
–Pues eso parece –observé.
Djarf hizo un gesto para que nos calláramos.
–Sé que casi todos los veteranos ya han visto esto, pero es posible que para los jóvenes resulte una novedad. — Los cortadores de piernas soltaron unas risitas–. Esto es lo que suele conocerse como “águila de sangre”, y si estáis bien atentos durante un momentito veréis que el efecto es cojonudo.”

p. 252

One thought on “Todo arrasado, todo quemado

  1. Pingback: Non che gustaría ler…? – BIBLIOTECA PÚBLICA MUNICIPAL DE NIGRÁN

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Google photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s